sábado, 5 de septiembre de 2009

HIGIENE DE LA PIEL


La higiene corporal incluye un conjunto de prácticas destinadas a mantener una correcta limpieza del cuerpo, en especial de la piel y sus anexos: los cabellos y las uñas.
Entre ellos cabe destacar la importancia de la higiene cutánea (la limpieza de la piel) ya que es el órgano externo que tiene la mayor superficie y nos defiende de todo tipo de agresiones externas.
Para poder tener la piel en buen estado se deben remover las secreciones glandulares, piel descamada y polvo con regularidad, pero sin abusar de productos detergentes o agresivos como pueden ser los Cloros y lavavajillas.
Con todo ello hay que decir que la piel es un tejido resistente, pero a la vez delicado, razón por la que hay que cuidar su higiene ya que es diariamente sometida a gérmenes y agentes físicos y químicos.


Debe lavarse diario después de trabajo duro y mucho sudor.
Se debe asegurar que este seca después de bañarse para prevenir hongos.
En temporadas de playa, ríos y piscinas de debe mantener estricto cuidado de la piel y usar protector solar, ducharse para quitar el agua salada o el cloro, se debe usar cremas hidratantes y jabones neutros.
De deben mantener muy limpias las zonas genitales, las manos y la cara.





JABONES:




El jabón, ese producto que nos acompaña todos los días en el cuidado de nuestra piel, higienizándola y cuidando de mejorar su apariencia. La mayoría de los jabones se hacen con sebos de grasa animal, ya que tienen una mayor duración y su precio es muy accesible. Sin embargo, presentan la desventaja de secar la piel y en ocasiones producir irritaciones y molestias en la piel, Para que no se produzcan estos inconvenientes lo importante es que el jabón no sea muy alcalino, ni muy desengrasante, ni demasiado aromatizado (ya que puede ser nocivo para las personas con alergias), o que tenga agregados para reducir la sequedad de la piel. La ventaja en este caso la brindan los jabones neutros, que tienen un pH similar al de la piel (entre 5 y 7).





AGUA:


El agua es el principal componente de la materia viva. Esta representa entre un 70 y 80% de la composición química de nuestra piel, siendo de un 10% para la capa cornea y un 70% para las capas profundas.el agua con el que nos bañamos no debe ser ni muy fria ni muy caliente, el calor reseca la piel, tambien se deben tomar baños cortos y con rtemperaturas razonables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada